Trastornos alimenticios

¿Qué son los trastornos alimenticios?

Los trastornos alimenticios son desviaciones severas de la conducta que se manifiestan como patrones de alimentación peligrosos para la salud. Se caracterizan porque la persona afectada coma en exceso o bien porque no come lo suficiente como para mantenerse sana y saludable.

Tipos de Trastornos Alimenticios

Los más comunes…

Los tipos de trastornos alimenticios más comunes son:

Anorexia: la persona no come lo suficiente porque se siente gorda y quiere adelgazar mucho. Realiza ejercicio en exceso

Bulimia: la persona afectada come demasiado y después realiza purgas para compensar todo lo que ha comido; ya sea mediante vómitos autoprovocados o uso de laxantes

Trastorno compulsivo: consiste en comer sin control

Suelen darse en la adolescencia y, con frecuencia, van acompañados de depresión, trastornos de ansiedad y abuso de drogas. Las mujeres son las más propensas a padecer este tipo de trastornos.

Causas de los trastornos alimenticios o por qué se producen

No se conocen las causas exactas de los trastornos alimenticios. Sin embargo, algunos factores de riesgo son la preocupación desmesurada por tener la figura deseada, una visión distorsionada del propio cuerpo, determinadas ideas culturales o sociales respecto a la belleza, ser demasiado perfeccionista y tener una baja autoestima.

¿Qué síntomas se relaciona con ellos?

Los síntomas comunes de los trastornos alimenticios son:

  • Hacer ejercicio excesivo
  • Ir al baño inmediatamente después de las comidas
  • Tomar pastillas diuréticas o laxantes
  • Depresión
  • Caries en la boca

Dependiendo de si la persona padece anorexia o bulimia, presentará además otros síntomas característicos de cada uno, como aspecto delgado, fatiga, insomnio, mareos, perdida del cabello, entre otros.

Prevención  y tratamiento

En estos casos es muy importante el tratamiento urgente de los pacientes mediante un plan integral que incluya psicoterapia y una continua supervisión. En casos graves es necesario el ingreso de los pacientes en un centro especializado para su tratamiento.

Para prevenir un caso grave de trastorno alimenticio, es importante realizar un diagnóstico precoz.